El Centro de Investigación en Micro y Nanotecnología (Microna) de la Universidad Veracruzana (UV) invita a ingenieros, físicos, biólogos y médicos a cursar la Maestría en Ciencias en Micro y Nanosistemas, la cual está incorporada al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La maestría está enfocada en la solución de problemas multidisciplinarios en los diferentes sectores de la sociedad y maneja tres líneas de investigación: Micro y Nanosistemas; Nanomateriales; y Bionanotecnología y Biomedicina.

Surgió con el objetivo de proporcionar al profesionista una preparación multidisciplinaria para enfrentar los retos que la ciencia y la tecnología moderna requieren; para contribuir al desarrollo científico y tecnológico regional y nacional mediante el impulso de la micro y la nanotecnología, área en la que México presenta una gran deficiencia, afirmó Julián Hernández Torres, coordinador de la maestría e investigador de Microna.

Para mayores informes, fechas de publicación de la convocatoria, requisitos y costos, los interesados pueden consultar la página www.uv.mx/veracruz/microna/

 

Aplicaciones

La micro y nanotecnología es un conjunto de técnicas que permiten manipular a escala micro y nanométrica la materia, así como explotar la capacidad de integrar a nivel micro y nanoscópico dispositivos de naturaleza electrónica, mecánica, óptica o biológica, dando lugar a los micro y nanosistemas.

 Éstos permiten la fabricación de productos cada vez más compactos, multifuncionales y portátiles, además de la fabricación masiva y controlada que los vuelve altamente atractivos en aplicaciones de sectores industrial, ambiental, agroindustrial, de salud y energéticos, entre otros.

Destinada a resolver algunos problemas que hay en cuanto a tecnología, este posgrado también ha brindado ayuda en la solución de necesidades regionales, como han sido los proyectos de investigación sobre el dengue y los sensores para tubos que utilizan empresas como TAMSA y Pemex, y en palabras de Julián Hernández “es una gran oportunidad para entrar en ese sentido a la investigación”.

 El coordinador de la maestría dijo que “la nanotecnología es una de las áreas boom actuales porque en un futuro todos los materiales van a tener este tipo de propiedades, lo cual es importante porque normalmente cuando un material se construye de estos elementos a escala muy pequeño, tiene que incrementar sus propiedades, se vuelve más resistente e incrementan muchísimo sus propiedades”.

Como ejemplo mencionó una de sus aplicaciones: “Un material común y corriente como el concreto tiene ciertas propiedades, pero si yo necesito que no deje pasar el agua porque hace inundaciones, o para que sea más térmico que el calor, ¿qué voy a hacer? Necesito meterle algo de tal manera que cambie sus propiedades, ¿qué tipo de elemento le voy a meter? Son cuestiones nanométricas, las propiedades incrementan radicalmente. Entonces si tengo construido un material de dimensiones grandes, tiene ciertas propiedades, pero si lo hago pequeño éstas incrementan mucho.

”También hay sensores muy pequeños, de micras, que nos permiten detectar algo en particular, por ejemplo una falla en un tubo de acero, es decir, si se hay una grieta el tubo como tal emite una señal que puedo detectar con un sensor y esto es muy importante sobre todo porque las personas ya no se tienen que meter a revisar los tubos, por el peligro que puede generar.”

Otra aplicación es la fabricación de los biosensores y que actualmente está trabajando un grupo de investigación de Microna sobre el dengue para detectar de qué tipo es, integrando la parte de microelectrónica con la nanotecnología.

 

Reconocida por el PNPC

Julián Hernández dijo que a “los estudiantes les interesa seguir esta línea y es importante porque en México carecemos mucho de investigación, los problemas que hay son muchísimos y la gente es poca, entonces necesitamos personas con conocimientos en esta área, que puedan resolver problemas actuales –regionales en nuestro caso– y que podamos sacar la tecnología adelante porque no existe como tal, necesitamos más gente”.

Microna cuenta con un laboratorio de micro y nanotecnología que es prácticamente uno de los mejores en la región sur-sureste y uno de los mejores equipados en esta área, porque tiene equipo de punta, así como microscopios electrónicos de barrido únicos en la región, y casi 95 por ciento de los académicos que laboran tienen el grado de doctorado y pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores y al Programa de Mejoramiento al Profesorado.

Los estudiantes que ingresen a esta maestría tienen la oportunidad de ser becados por parte de Conacyt y de realizar estancias de movilidad.

El inicio del curso propedéutico para este posgrado es en octubre y las entrevistas en noviembre de año en curso para integrarse formalmente en enero de 2014.

Deja un comentario