El reencuentro de Javier Camarena con la Orquesta Sinfónica  (OSX) de la Universidad Veracruzana (UV), institución en la que inició su preparación en el arte lírico, es un acontecimiento que llena de satisfacción a la totalidad de los universitarios, expresó la rectora Sara Ladrón de Guevara al entregar un reconocimiento al tenor de celebridad mundial por su exitosa carrera en los más demandantes centros operístico del mundo.

Lo anterior tuvo lugar el viernes 4 de julio cuando el tenor se presentó con la OSX en la sala de conciertos del complejo cultural Tlaqná.

En compañía del gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, y del director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, la funcionaria añadió que “sus reconocidas virtudes artísticas le auguran en lo sucesivo un panorama por demás exitoso”, y manifestó su satisfacción por el hecho de que, minutos antes, Camarena haya expresado su agradecimiento a la UV, a sus compañeros y, en especial, a su maestra Cecilia Perfecto, quien estuvo presente como integrante de la sección de contraltos en el Coro de la Universidad.

Al señalar que la carrera de Camarena representa la ejemplificación de los exitosos resultados cuando el artista se entrega con dedicación y esfuerzo, deseó al cantante muchos aciertos en su desempeño a nivel mundial.

Luego de recibir de manos de la rectora el documento enmarcado, Camarena fue saludado efusivamente por el gobernador y por el director de Conaculta.

Lo anterior se dio durante el intermedio de una prolongada velada que incluyó, en su primera parte, piezas orquestales y arias de Mozart y Donizetti, mientras que en la segunda se ofrecieron obras de Rossini. Pero la audición no culminó en esto porque la OSX, el Coro de la UV y solista tenían preparada una amplísima sección de “encores” que incluyó “el coro de los prisioneros” de Nabucco, la romanza “La donna é mobile” de Rigoletto, el “coro nocturno” de Madama Butterfly y el aria “Nessun dorma” de Turandot.

A lo largo de la sesión, Javier Camarena dejó establecido sin lugar a dudas por qué se le considera uno de los mejores tenores del mundo. Su dicción intachable, afinación y fraseo perfectos, agilidad para el logro de estremecedores agudos, así como articulación inmaculada en las complejas “fiorituras”, le valieron prolongados aplausos con el público de pie.

La parte final de esta gala operística fue complementada con tonadas propias de la música vernácula mexicana, particularmente con creaciones de Agustín Lara. La dirección fue del titular de la OSX, Lanfranco Marcelletti.

En la misma velada, Camarena recibió también un reconocimiento por parte de los representantes de la asociación civil “Ayúdame hermano, tengo cáncer” (Ahteca), organismo de servicio social y humanitario al que se destinó lo recaudado en la taquilla.

Deja un comentario