El primer teléfono celular, el Motorola DynaTac 8000s

El primer teléfono celular, el Motorola DynaTac 8000s


3 de abril de 1973. Joel Engel, investigador jefe de los laboratorios Bell, la división de desarrollo de AT&T, una de las principales compañías telefónicas de EE UU, recibe una llamada. Al otro lado del teléfono se encuentra Martin Cooper, su homólogo en Motorola.

Esto no tendría nada de especial de no ser porque aquella era la primera llamada desde un teléfono celular, o móvil, de la historia.

Martin Cooper estaba presumiendo su logro. Tenía en sus manos el primer teléfono celular de la historia.

Motorola había creado la primera terminal móvil, el DynaTAC. Medía unos 33 centímetros de largo, pesaba un kilo y 100 gramos y la batería daba para 35 minutos de conversación.

Antes de eso la alternativa era conseguir un radioteléfono para el coche. Costaba miles de dólares, necesitaba instalar en el maletero más de 13 kilos de equipamiento, además de una antena especial.

El Motorola, en cambio, cuando salió al mercado costaba 3.995 dólares; era un verdadero artículo de lujo y símbolo de status.

Aún así, en su primer año se vendieron 300 mil unidades.

Tuvieron que pasar 10 años para que los teléfonos celulares se volvieran de uso extendido, en 1983, y para entonces su peso ya era de medio kilo.

Motorola tuvo que solventar varios problemas técnicos y legales antes de ofrecer el servicio a todo el mundo.

Su uso se extendió más y en 1990 la telefonía celular contaba ya con un millón de suscriptores en EE UU.

Los comentarios están cerrados.