200,000 muertes al año por sobredosis de drogas: ONU

Consumo de drogas


Para atender el problema mundiald de las drogas “debemos plantearnos la posibilidad de aplicar medidas alternativas a la criminalización y el encarcelamiento de las personas que consumen drogas”, refiere Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

En este sentido se pronunció por “centrar los esfuerzos de la justicia penal en las personas que las suministran”, pero reclamó que esto se debe hacer como parte de uan estrategia globalizadora, “las iniciativas amplias e integradas a nivel local, regional y mundial son nuestra mayor esperanza para hacer frente a los traficantes protegiendo, al mismo tiempo, a los grupos vulnerables y a las comunidades marginadas”, enfatizó.

Esto se debe hacer así porque “Ningún delincuente debe evadir a la justicia”

En cuanto al consumo, la propuesta es “poner más atención a la salud pública, la prevención, el tratamiento y la atención médica, así como a las estrategias económicas, sociales y culturales”.

Las drogas ilícitas siguen planteando un peligro para la salud de la humanidad. Por ello, las drogas están, y deben seguir estando, controladas, apunta la ONU en sus consideraciones sobre la fecha.

Cada año, de acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas 2014, mueren por sobredosis unas 200,000 personas.

Ban Ki-moon llamó la atención la atención en que los gobiernos deben reconocer la estrecha relación que existe entre los traficantes de drogas y las redes delictivas involucradas en el contrabando de armas de fuego, los secuestros, la trata de personas y otros delitos.

Pero para controlar la actividad delictiva también se debe redoblar los esfuerzos para prevenir el suministro de los precursores químicos, que son la base de muchísimas drogas ilícitas.

El problema mundial de las drogas sigue poniendo en grave peligro la salud y la seguridad pública y el bienestar de la humanidad, en particular de los niños y los jóvenes. Además, amenazan la seguridad nacional y la soberanía de los Estados y socavaba la estabilidad socioeconómica y política, así como el desarrollo sostenible.

En 1987, la Asamblea General decidió establecer el día 26 de junio de cada año como el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, para dar una muestra de su determinación en fortalecer las actividades necesarias para alcanzar el objetivo de una sociedad internacional libre del abuso de drogas. La Asamblea tomó esa medida el 7 de diciembre de 1987 (resolución 42/112), de conformidad con la recomendación de la Conferencia Internacional sobre el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas del 26 de junio de 1987.

El final del primer siglo de fiscalización de drogas (que comenzó en Shanghái en 1909) coincidió con la terminación del decenio dedicado a la acción común para contrarrestar el problema mundial de las drogas (iniciado en 1998 por la Asamblea General en su período extraordinario de sesiones sobre las drogas). Estos aniversarios estimularon la reflexión sobre la eficacia y las limitaciones de las políticas sobre drogas. El examen culminó con la reafirmación de que las drogas ilícitas siguen planteando un peligro para la salud de la humanidad. Por ello, las drogas están, y deben seguir estando, controladas. Habida cuenta de ello, los Estados Miembros confirmaron su apoyo inequívoco a los convenios y convenciones de las Naciones Unidas que han establecido el sistema de fiscalización internacional de drogas.

La Asamblea alentó a la Comisión y a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito a que prosiguieran su labor de fiscalización internacional de drogas e instó a todos los gobiernos a que prestasen el máximo apoyo financiero y político posible a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, de manera que pudiera proseguir, ampliar y afianzar sus actividades operacionales y de cooperación técnica, en el marco de sus mandatos.

Deja un comentario