En las costas del sur de Veracruz un grupo de profesores y estudiantes de la Universidad Veracruzana detectaron la presencia de un pez distinto a la fauna nativa: la damisela real, la cual es originaria del Indo-Pacífico.

Durante las actividades de investigación realizadas durante 2013 por el Laboratorio de Arrecifes Coralinos de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Veracruzana (UV), se descubrió la presencia de esta especie marina, la cual se distribuye naturalmente del este de África y el Mar Rojo hasta Australia, Vanuatu, Nueva Caledonia y el norte de Japón, donde habita en áreas arrecífales o puertos con profundidades que oscilan entre cinco y 18 metros.

Carlos González Gándara es el responsable técnico del proyecto “Esponjas, corales escleractinios, equinodermos y peces de los arrecifes coralinos del norte y sur de Veracruz” financiado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Explicó que esta especie es un pez que mide de 20 a 54 metros de longitud, forma cardúmenes de hasta 30 individuos alrededor de las formaciones coralinas. Su cuerpo es delgado y oval de color café oscuro con una gran mancha negra en la parte superior del opérculo. La parte final de la aleta dorsal y la base de la aleta caudal presentan una mancha blanca.

“Este dato es el primero para el Golfo de México y América, lo cual parece sorprendente pero puede ser explicado por el intenso transporte marítimo en la zona de Coatzacoalcos, donde ocurren 50 atraques en promedio por mes y varios de esos barcos proceden de la región del Indo-Pacífico.”

Las etapas larvarias o juveniles de organismos marinos pueden ser transportadas fácilmente en las aguas de los barcos y así se mueven de sus lugares de origen, estableciéndose ocasionalmente si las condiciones ambientales les favorecen.

Agregó que en el caso de la damisela real, parece que su tolerancia a las bajas salinidades le ha permitido establecerse en esa región de Veracruz caracterizada por el importante drenaje continental aportado por las cuencas de los ríos Coatzacoalcos y Papaloapan.

Las damiselas reales fueron avistadas en profundidades que van de dos a 21 metros en las formaciones arrecifales del sur de Veracruz y algunos de los especímenes fueron colectados y se incorporaron a la colección de peces de la UV con sede en Tuxpan.

“Todo esto hace patente la influencia de las actividades humanas en la introducción de las especies no nativas, ya sea de manera accidental o intencional, y por otro lado plantea la necesidad de investigar el efecto del establecimiento de las poblaciones exóticas en los diferentes ecosistemas.”

Expresó que en la investigación también participaron los profesores Vicencio de la Cruz Francisco y Jimmy Argüelles Jiménez, así como los estudiantes de la carrera de Biología Marina, Pastor Alberto Escárcega Quiroga, Seth Donovan Flores Serrano, Marco Antonio Cruz Jiménez, Ana María Morales Barragán.

Académicos y estudiantes de Biología Marina participaron en la investigación.

Académicos y estudiantes de Biología Marina participaron en la investigación.

Deja un comentario