Gaia en el espacio- ESA, D Ducros, 2013

Gaia en el espacio- ESA, D Ducros, 2013


La sonda espacial Gaia fue lanzada al espacio el 19 de diciembre de 2013, con la misión de realizar un mapa de nuestra galaxia con la mayor precisión lograda hasta ahora. El objetivo de este satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) era observar mil millones de estrellas y determinar su posición, su distancia y parámetros físicos, como su temperatura o su composición química, además de medidas de alta precisión de asteroides dentro de nuestro Sistema Solar y estrellas más allá de la Vía Láctea.

Como avance, el 25 de abril del 2018 presentó el catálogo de estrellas más completo producido hasta esa fecha, con mediciones de alta precisión de casi 1,700 millones de estrellas y detalles de nuestra Galaxia nunca antes vistos. Pero el catálogo definitivo de la misión se publicará en el año 2022.

En el caso de algunas de las estrellas más brillantes del estudio, el nivel de precisión equivaldría al de un observador que, desde la Tierra, fuese capaz de ver una moneda de un euro en la superficie de la Luna. 

El catálogo final elaborado por el satélite contendrá 10,000 veces más estrellas que los catálogos actuales, y sus medidas serán doscientas veces más precisas.

Gaia en su primer año de vida descubrió siete supernovas. Hasta octubre de 2014, Gaia había observado unos 12,000 millones de tránsitos (a lo largo de los cinco años de misión cada estrella será observada unas 70 veces de promedio: a cada una de estas observaciones se le llama tránsito), equivalentes a unos 10.000 gigabytes de datos.

Solo en el primer año, el espectrógrafo de velocidades radiales de Gaia obtuvo más espectros que los que se habían logrado hasta entonces a lo largo de toda la historia de la astronomía. Igualmente fue posible observar estrellas más débiles de lo inicialmente planeado. Estaba previsto detectar estrellas hasta magnitud 20, y se pudieron observar incluso las de magnitud 21, que poseen la mitad de intensidad que las de 20.

El análisis preliminar de estos abundantísimos datos revela detalles precisos sobre la formación y el movimiento de las estrellas que pueblan la Vía Láctea, información esencial para poder investigar la formación y la evolución de nuestra Galaxia anfitriona.

La conformación del censo galáctico
La conformación del censo galáctico

La conformación del censo galáctico

La misión comenzó sus operaciones científicas 2014. El completo conjunto de datos ofrece distinta información a la comunidad astronómica. Además de las posiciones, los datos incluyen información sobre el brillo de las estrellas catalogadas y mediciones de color de casi todas ellas, además de información sobre cómo el brillo y el color de medio millón de estrellas variables cambian con el tiempo. También contiene las velocidades a lo largo de la línea de visión de un subconjunto de siete millones de estrellas, las temperaturas superficiales de alrededor de cien millones y el efecto del polvo estelar de 87 millones. 

Gaia también observa objetos de nuestro Sistema Solar: en su segundo lanzamiento de datos se incluyó las posiciones de más de 14,000 asteroides conocidos, lo que permite determinar sus órbitas con precisión. Futuros lanzamientos de Gaia compilarán una muestra mucho mayor de asteroides. 

Mucho más allá, Gaia ha identificado las posiciones de medio millón de cuásares lejanos, galaxias brillantes alimentadas por la actividad de agujeros negros supermasivos en sus núcleos. Estas fuentes se utilizan para definir un marco de referencia para las coordenadas celestiales de todos los objetos del catálogo de Gaia, algo que suele hacerse con ondas de radio pero que ahora, por primera vez, también está disponible a longitudes de onda ópticas.

Escalas cósmicas cubiertas por Gaia
Escalas cósmicas cubiertas por Gaia

Escalas cósmicas cubiertas por Gaia

Rotación de la Gran Nube de Magallanes
Rotación de la Gran Nube de Magallanes

Rotación de la Gran Nube de Magallanes

Tomando como modelo un subconjunto de estrellas en un radio de pocos miles de años luz del Sol, Gaia ha medido su velocidad en tres dimensiones y ha revelado patrones en los movimientos de otras estrellas que orbitan la Galaxia a velocidades similares.

Con la precisión de Gaia también es posible ver los movimientos de estrellas en el interior de ciertos cúmulos globulares (antiguos sistemas de estrellas unidos por la gravedad y localizados en el halo de la Vía Láctea) y de nuestras galaxias vecinas, la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes.

Deja un comentario