Astronauta Tracy Caldwell Dyson en el módulo Cupola de la Estación Espacial Internacional observando la Tierra

Astronauta Tracy Caldwell Dyson en el módulo Cupola de la Estación Espacial Internacional observando la Tierra


El 20 de noviembre de 1998 comienza el ensamblaje de la Estación Espacial Internacional, fruto de la colaboración de múltiples países.

Casi 12 años después llegó su primera tripulación.

El 2 de noviembre de 2000 llegó la primera tripulación residente a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés: International Space Station): El astronauta Bill Shepherd y los cosmonautas Sergei Krikalev y Yuri Gidzenko, conformaron la Expedición 1 de la ISS.

Desde entonces la Estación nunca ha estado desocupada y astronautas de más de una veintena de países han llegado hasta ahí, además de los turistas espaciales.

El 20 de noviembre de 1988 desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, Rusia, se lanza por medio de un cohete “Proton-K” el “Zarya” (amanecer), el primer módulo de la Estación Espacial Internacional (ISS) , el cual, sin embargo, es propiedad de los Estados Unidos, ya que este gobierno fue el que pagó la elaboración.

La idea de la construcción de una Estación Espacial se concibió en la década de los 1980, cuando Estados Unidos se enteró de la construcción de una plataforma similar por parte de la entonces Unión Soviética.

Los intentos individuales de construir una estación espacial internacional, tanto de la entonces URSS, como de Estados Unidos, prosiguieron, pero ante la falta de recursos ambos fueron involucrando a otras naciones.

En Estados Unidos se desarrollaba el programa espacial “Freedom”. En 1984, en su mensaje sobre el estado de la nación, el presidente Ronald Reagan estableció, oficialmente, la intención de desarrollar una estación orbital permanente, que después se conocería como Estación Espacial Freedom.

Así, durante la década de los 90, Estados Unidos logra finalmente elaborar un proyecto mediante acuerdos, los cuales se concretaron con la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) en septiembre de 1988, y con el gobierno de Japón (GOJ) en marzo de 1989.

Sin embargo, en respuesta a sucesivas restricciones presupuestarias y protestas sobre una estructura administrativa inmanejable, la administración de la presidencia y el administrador de la NASA Dan Goldin, pidieron un rediseño de la estación en un plazo comprendido entre la primavera y el verano de 1993.

Por ese entonces las negociaciones entre EE.UU. y Rusia ya se habían iniciado para efectos de construir la Estación Espacial Internacional , una vez superado el final de la guerra fría.

El 6 de diciembre de 1993 se formuló una invitación oficial a Rusia para participar como un miembro más en el proyecto espacial y, poco más tarde, Rusia aceptó la invitación conjunta de Japón, Europa y Canadá.

Con el propósito de supervisar estos acuerdos, la agencia norteamericana formó una nueva oficina para este nuevo programa, situada en el Centro Espacial Johnson. Actualmente en el proyecto de la ISS trabajan 16 países: EEUU, Canadá, Rusia, Japón, Italia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Francia, España, Alemania, Gran Bretaña, Suecia, Suiza y Brasil.

La Estación Espacial Internacional, 12 años para armarla. En funciones desde el 2 de noviembre de 2000Con esto la Estación Espacial Internacional pasó a convertirse también en un símbolo de las posibilidades que tiene para el futuro de la Humanidad el desarrollo de la capacidad tecnológica, los avances científicos y la cooperación pacífica entre los pueblos.

El módulo de carga Zarya es de 24 toneladas, y se calcula que la Estación tendrá un peso de 460 toneladas con 108 metros de longitud y 74 de ancho y estará en órbita geoestacionaria a 350 kilómetros de nuestro planeta.

Después de ese primer modulo, el 4 diciembre de 1998 se lanzó el módulo norteamericano “Unity”, que se acoplaría con Zarya el día 6 de diciembre.

 La primera tripulación en habitar la Estación, la Expedición 1, llegó el 2 de noviembre del año 2000. Desde entonces el complejo orbital ha estado ocupado de forma ininterrumpida, marcando un récord en la presencia del ser humano en el espacio y constituyendo el único laboratorio permanente en condiciones de microgravedad.

La Estación se expandió en el año 2007 con la instalación del módulo Harmony, construido en Italia. Un año más tarde se añadieron los laboratorios Columbus (ESA) y Kibo (Japón).

En sus primeros tiempos, la estación tenía una capacidad para una tripulación de tres astronautas, pero desde la llegada de la Expedición 20, estuvo lista para soportar una tripulación de seis astronautas. Antes de que llegara el astronauta alemán Thomas Reiter, de la ESA; que se unió al equipo de la Expedición 13 en julio de 2006, todos los astronautas permanentes pertenecían a los programas espaciales ruso, estadounidense o canadiense.

Estación Espacial Internacional

Deja un comentario