Prevención del suicidio

Prevención del suicidio


El suicidio es una de las principales causas de muerte en el mundo, pues se producen más de 800 000 cada año –aproximadamente una cada 40 segundos–, lo cual ocurre sobre todo en países de ingresos bajos y medianos, donde se da el 75% de la incidencia, según el «Primer informe mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la prevención del suicidio».

El envenenamiento con pesticidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes para realizarlos, pero igualmente se pueden evitar muchos de estos si se limita el acceso a estas sustancias y artefactos, como muestran las estadísticas de Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, EE UU y varios países europeos.

Otra clave para la reducción de muertes por suicidio es un compromiso de los gobiernos nacionales para el establecimiento y aplicación de un plan de acción coordinado. En la actualidad, solo 28 países poseen estrategias nacionales de prevención.

La OMS recomienda a los países que impliquen a una serie de departamentos gubernamentales en el desarrollo de una respuesta integral y coordinada. “Es necesario el compromiso de alto nivel no solo dentro del sector de la salud, sino también dentro de la educación, el empleo, el bienestar social y los departamentos judiciales”.

Las cifras del suicidio en el mundo

El informe incluye las tendencias por edad, sexo y región del mundo. Así, las tasas mundiales de suicidio son más altas en las personas mayores de 70 años. En algunos países, sin embargo, las cifras más altas se encuentran entre los más jóvenes.

Aunque el suicidio se produce en todo el mundo y puede ocurrir a cualquier edad, los expertos de la OMS destacan que es la segunda causa de muerte en el mundo entre los 15 y los 29 años.

\’Este informe es una llamada de atención para hacer frente a un gran problema de salud pública que ha sido un tabú durante demasiado tiempo\’, ha explicado Margaret Chan, directora general de la OMS.

En general, mueren más hombres por suicidio que mujeres. Los hombres mayores de 50 años y más son particularmente vulnerables. En los países de ingresos bajos y medios, los adultos jóvenes y las mujeres de edad avanzada tienen mayores tasas de suicidio que sus contrapartes en los países de ingresos altos.

Los suicidios se pueden prevenir

Además de reducir el acceso a los métodos de suicidio, otras medidas eficaces incluyen la información responsable en los medios de comunicación. A este respecto, la OMS propone evitar el lenguaje sensacionalista y la descripción explícita de los recursos utilizados.

También estima necesaria la identificación y el tratamiento de los trastornos mentales de forma precoz tanto dentro de las comunidades como por parte de los trabajadores de la salud en particular, que deben mantener el seguimiento a través de contactos regulares, incluso por teléfono o visitas a domicilio, en personas que han intentado suicidarse, pues corren el mayor riesgo de volver a intentarlo.

\’No importa en qué situación se encuentre un país en la prevención del suicidio en la actualidad\’, ha subrayado Alexandra Fleischmann, científico del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, \’ se pueden tomar medidas efectivas, incluso empezando dentro de las comunidades y a pequeña escala\’.

El lanzamiento del informe se produce antes del Día Mundial de Prevención del Suicidio, que se celebra el 10 de septiembre de cada año. Para la institución, la efeméride ofrece una oportunidad para crear conciencia sobre el suicidio y su prevención en todo el mundo.

Objetivo mundial

En el Plan de Acción de Salud Mental de la OMS 2013-2020, los estados miembros de la organización se han comprometido a trabajar para conseguir cumplir el objetivo mundial de reducir la tasa de suicidios un 10% en 2020.

Más información:

WHO report: Preventing suicide: a global imperative. http://www.who.int/suicide/

Deja una respuesta