La embajadora de Francia en México, Maryse Bossière y Enrique Cabrero Mendoza- Emiliano Cassani

La embajadora de Francia en México, Maryse Bossière y Enrique Cabrero Mendoza- Emiliano Cassani


El director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), Enrique Cabrero Mendoza, recibió ayer la Condecoración en el grado de Comendador de la Orden Nacional del Mérito de la República Francesa, de manos de la embajadora de Francia en México, Maryse Bossière, en una ceremonia en la que reflexionó acerca de la democracia, y puso como ejemplos el Brexit, consulta democrática con la que el Reino Unido abandonó la Unión Europea y la llegada al poder del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

 

“No se puede entender el abandono de un país como el Reino Unido de la Unión Europea, salvo si aceptamos que las democracias permiten errores históricos. Esto constituye un duro golpe para el proyecto de una Europa Unida, en cuyos orígenes estuvo la idea de evitar otra gran guerra en el continente al término de la Segunda Guerra Mundial, derrumbó el muro de Berlín y acabó con la Guerra Fría.

 

“De igual manera podemos decir de los Estados Unidos, que a través de un sistema de elecciones que es orgullo de su democracia, llevó al liderazgo del país más poderoso del mundo a un personaje que en muy pocos meses de ejercicio del poder sepultó las buenas conductas diplomáticas y desplazó los valores más profundos de una democracia como la americana que se fundó como un ejemplo de civilidad y rompe además con muchos años de generar entendimiento y cooperación con sus países vecinos como México”, dijo el doctor Cabrero.

 

El papel que Francia juega en este momento de la historia contemporánea es crucial, es un país que históricamente se ha reivindicado desde diferentes prismas políticos e ideológicos, pero claramente es un Estado fuerte protector de los derechos del hombre, jacobino, laico, garante del bien público, regulador de una economía que genera promoción de la igualdad y responsable del bienestar y la justicia social. De esta forma, “Francia vuelve a ser como en otros momentos de la historia, la esperanza civilizatoria de occidente”, expuso.

 

Durante su discurso, el líder de la política en ciencia, tecnología e innovación en el país, comentó que fue desde la época de los 70, que autores franceses se preguntaban si existía un exceso de democracia, “planteaban con una gran preocupación que mientras más crecían las demandas, una especie de Big Bang de la democracia que cada día pide más, exige más y diversifica todo tipo de demandas, sería más difícil para los gobiernos atender a estas democracias tan complejas, contenerlas y ya no se diga gobernarlas.

 

“En un momento en que las democracias del mundo modifican sus referentes tradicionales y que inclusive se menciona que éstas se derrumban, es el tiempo en que se requiere de más herramientas para entenderlas, porque como decía un autor francés: Los gobiernos no cambian por decreto, ni por reformas. Las claves para entender los retos actuales de la democracia se encuentran en la escuela de sociología francesa (…) la cual ha hecho grandes contribuciones para entender cómo se estructuran las sociedades contemporáneas”, mencionó el doctor Cabrero durante la ceremonia que se realizó en la Residencia de Francia en México.

 

La distinción al director del CONACyT fue por su alta productividad científica, el liderazgo en los cargos directivos que ha desempeñado, por la visión innovadora, holística y exitosa de las políticas científicas que ha consolidado en México; así como la relación constructiva y fructífera que ha trazado con el país europeo, indicó la embajadora de Francia en México, Maryse Bossière.

 

“Lo que usted demuestra es una visión de largo plazo sobre la economía del conocimiento, la ciencia vista también como un proceso democratizador que a través de la apropiación social del conocimiento contribuye a generar sociedades más justas y equitativas, de hecho su visión de una ciencia globalizada le ha permitido consolidar cada vez más un capital humano especializado, el incremento marcado de los más de 62 mil becarios CONACyT y la creación del programa de Cátedras CONACyT; todo esto demuestra su contribución para que la ciencia contribuya a los grandes retos de hoy”, señaló Maryse Bossière.

 

En la ceremonia estuvo presente el coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, José Franco, entre otras personalidades.