Fotograma Philae en el cometa 67 P/CG- NASATV

Fotograma Philae en el cometa 67 P/CG- NASATV


El 2 de marzo del 2004 desde el Guayane Space Center de la Agencia Europea Espacial (ESA), en la Guayana Francesa, es lanzado al espacio el cazacometas “Rosetta”, con la misión de aterrizar en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y analizarlo detenidamente, buscando información de los misterios del sistema solar.

Después de separarse del cohete Ariane que la impulsó, Rosetta comienza su viaje de 10 años, para alcanzar su objetivo a mediados de 2014, cuando comenzó a orbitar alrededor del cometa durante varios meses a medida que se acercaba al Sol. Después, se lanzó un pequeño módulo de aterrizaje, recientemente denominado Philae, que llegó a la superficie del gélido 67P/Churiumov-Guerasimenko.

La suya fue una compleja trayectoria que incluyó tres aproximaciones a la Tierra y una a Marte. De camino a su objetivo, la sonda europea sobrevoló y fotografió dos asteroides: Steins, el 5 de septiembre de 2008, Lutetia, el 10 de julio de 2010.

 

El inicio de la misión

El objetivo inicial de la Misión Rosetta era el cometa 46P/Wirtanen, pero debido al retraso del lanzamiento original en enero de 2003, 67P/Churiumov-Guerasimenko fue seleccionado como cometa de reemplazo.

El objetivo inicial de esta misión era el cometa 46P/Wirtanen, pero debido al retraso del lanzamiento original en enero de 2003, hubo que elegir un cometa alternativo: 67P/Churiumov-Guerasimenko, un objeto rectangular de aproximadamente 2 x 4 kilómetros, un cometa periódico que se encuentra atrapado en las proximidades del Sol, después de haber sido impulsado por Júpiter.

El cometa fue detectado por el astrónomo Klim Churyumov, de la Universidad de Kiev, Ucrania, gracias a imágenes captadas por su colega Svetlana Gerasimenko, del Instituto de Astrofísica de Dushanbe, Tayikistán, en una expedición a Alma Ata, usando telescopios de 50 cm.

 

La larga hibernación

El 8 de junio de 2011 Rosetta entró en modo de hibernación para recorrer el tramo más solitario y frío de su viaje, cuando se encontraba a unos 800 millones de kilómetros del Sol, cerca de la órbita de Júpiter. La sonda orientó sus paneles solares hacia el Sol para recibir toda la energía posible y comenzó a rotar lentamente sobre su propio eje para mantener la estabilidad.

El 20 de enero de 2014, como se esperaba, en un lugar muy, muy lejano, Rosetta despertó y desde allá dijo “Hello World” a las 18:18 del GMT. La bella durmiente de la Agencia Espacial Europea llamaba a casa después de 957 días de estar en modo de hibernación.

Estaba a ‘tan sólo’ 673 millones de kilómetros del Sol, una distancia a la que ya vuelve a recibir suficiente energía solar para alimentar a todos sus sistemas y por eso se desplegó.

Rosetta se encontraba a unos 807 millones de kilómetros de la Tierra, lo que implicó que su señal tardase unos 45 minutos en llegar hasta las estaciones de seguimiento.

Los cometas reflejan la forma en que era primitivamente nuestro sistema solar, y han sufrido muy pocas modificaciones desde hace más de 4000 millones de años. Por eso estudiarlos es una tarea prioritaria para la ciencia. Hasta el proyecto de esta sonda, solamente se realizaron sobrevuelos a los cometas, y esta es la primera sonda que estudia detalladamente un cometa, tanto orbitando alrededor de él, como llegando a la superficie, lo que incluye la toma de muestras directamente y hacer estudios de forma coordinada entre la sonda madre y su módulo.

 

Las primeras imágenes

Rosetta envió las primeras imágenes del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en mayo de 2014, mientras se acercaba al cometa, estando aún a 2 millones de kilómetros de distancia de su objetivo; hacia finales de ese mismo mes, la nave inició maniobras para quedar colocada en la posición correcta para  su crítico encuentro con el cometa en agosto.

Tras el encuentro, Rosetta empezó dos meses de mapeo extensivo de la superficie del cometa y realizó mediciones de su gravedad, masa y forma. además de realizar observaciones de su cauda, su atmósfera de polvo y gas. La nave también analiza su ambiente de plasma del cometa, y su interacción con el viento solar.

Con estos datos los científicos escogieron el  sitio de aterrizaje para el módulo Philae, en un punto llamado Agilkia, el cual se dio el 12 de de noviembre de 2014.

De hecho, dado que la gravedad del núcleo de un cometa de 4 kilómetros de diámetro es prácticamente nulo, Philae tuvo que usar arpones  para sujetarse, los cuales pudo aplicar después de rebotar hacia el espacio dos veces cuando llegó a la superficie del cometa .

Los instrumentos científicos del modulo permitieron analizar la superficie del cometa, su composición y datos de temperatura, así como los gases y el polvo emitido desde el núcleo y su interacción con el viento solar.

Dos días después debió pasar a estado de hibernación por disponer de escasa energía, en razón de la reducida cantidad de luz solar recibida en su posición de aterrizaje. El 13 de junio de 2015, la sonda Philae salió de hibernación luego de haber acumulado energía suficiente en sus baterías.

El 30 de septiembre de 2016 a las 11:19 GMT, Rosseta llevó a cabo su última maniobra iniciando su trayecto para colisionar sobre el cometa desde una altitud de 19 km. El destino de Rosetta era un punto en el lóbulo inferior de 67P/Churyumov-Gerasimenko, cerca de una zona de fosas activas en la región de Ma’at. El descenso brindó a Rosetta la oportunidad de estudiar el entorno de gas, polvo y plasma más cercano a la superficie del cometa, así como de capturar imágenes de muy alta resolución.

Su nombre, “Rosetta”, es en homenaje a la “Piedra Rosetta”, piedra de basalto, grabada en el 197 a. c., llamada así por la cercanía de la ciudad de Rosetta en el delta del Nilo donde fue encontrada por un soldado francés de la campaña del general Napoleón Bonaparte en Egipto en 1799; su principal característica es que incluye el mismo texto en fres formas diferentes de escritura; su inscripción en jeroglíficos egipcios fue descifrada por el egiptólogo francés Jean-François Champollion, el más célebre criptógrafo de la historia.

Notas de referencia:

El hombre llega a un cometa. El aterrizaje no tan terso en el cometa 67 P/C

Autorretrato de Rosetta en Marte

– Si quieres ver un video del despertar de Rosetta vísita ésta notaEn un lugar muy, muy lejano, a 807 millones de kilómetros de la Tierra, Rosetta despertó

100 días para que Rosetta se dirija hacia el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

Deja un comentario