El Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV) es un área natural protegida, cuyo sistema es considerado único en el Golfo de México por su extensión, las especies que alberga y por su capacidad de resistencia y resiliencia de las colonias coralinas ante las variaciones de los diferentes factores, físicos, químicos y biológicos que han afectado esta zona durante años.

veracruz head 520

El doctor Tomás Camarena Luhrs, director del PNSAV, aseguró que este sistema arrecifal ha sido estudiado durante décadas, ya que representa un ecosistema de conectividad entre el Caribe y el oeste del Golfo de México; además de que se han implementado programas orientados a su conservación, protegiendo el patrimonio natural de nuestro país.

De acuerdo con Camarena Luhrs, el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano constituye un patrimonio con valor histórico y cultural, dadas sus características ecológicas, económicas, científicas, recreativas y educativas, favoreciendo el emprendimiento de proyectos de investigación, así como de educación ambiental.

Fuente: El sistema arrecifal veracruzano. Reporte de un área natural protegida amenazada. Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

Fuente: El sistema arrecifal veracruzano. Reporte de un área natural protegida amenazada. Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

“Los programas que se han implementado para la preservación de esta zona arrecifal están alineados a la estrategia del Plan Nacional de Desarrollo. Cada uno de ellos está encaminado a fortalecer la política nacional del cambio climático y cuidado del medio ambiente, para transitar a una economía competitiva y sustentable. El objetivo es proteger nuestro patrimonio natural, ejecutando acciones a través de estos programas de protección, conservación y restauración, en coordinación con dependencias del gobierno federal, estatal y municipal, así como actores sociales involucrados en el uso del área natural protegida”.

La Secretaría de Marina, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Comisión Nacional de Pesca, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Universidad Veracruzana, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto de Ecología y el Acuario de Veracruz A.C. son algunas de las instituciones que han colaborado directamente con los programas de preservación del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano que se han implementado, detalló el funcionario.

 Arrecifes vulnerables

Los sistemas arrecifales son ambientes muy sensibles a las variaciones de los factores físicos, químicos y biológicos; estas variaciones, dependiendo de su magnitud y duración, provocan cambios en las características del sistema. Entre estos factores se encuentran la transparencia, temperatura, salinidad, sedimentos, concentración de oxígeno, vientos, corrientes, aporte de aguas, tanto del mar abierto como de la zona costera, y en las últimas décadas destacan las actividades humanas.

Además de tener una gran influencia e interacción con la dinámica ecológica de la zona costera en que se encuentran localizados, los arrecifes están estrechamente relacionados con otras comunidades, manglares, pastizales, aguas abiertas y corrientes a través de los cuales se intercambian nutrientes y materia orgánica, que transportan larvas, plantas y animales; constituyen una barrera natural que recibe el embate del oleaje, ofreciendo refugio y protección de manera cotidiana, o en condiciones adversas, a un sinnúmero de especies marinas de aguas abiertas, e incluso de los mismos arrecifes, en los que se procuran sustento, se reproducen y desarrollan en sus diferentes etapas larvarias y juveniles, su papel crítico como hábitat se manifiesta como el sitio de reproducción y crecimiento de entre 10 y el 20 por ciento de las pesquerías mundiales.

Existen cuencas hidrológicas que desembocan sus aguas frente al PNSAV, como es el caso de las cuencas del río Jamapa y Atoyac, que desembocan en la cabecera municipal de Boca del Río; adicionalmente recibe la influencia de los ríos La Antigua al norte y del río Papaloapan al sur, que ocupa el segundo lugar en México después del sistema Grijalva-Usumacinta.

Restauración de corales

Las descargas de aguas residuales provenientes de los centros urbanos, cercanos a la zona donde se ubica el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, y la polución proveniente de los ríos Jamapa, Papaloapan y La Antigua, son las amenazas de alto impacto que ponen en riesgo la conservación de este parque, junto con el constante acallamiento de barcos y unidades pesqueras que deterioran las colonias de arrecifes.

Además de los movimientos portuarios, el crecimiento urbano ha sido otro de los problemas que mantienen al PNSAV en latente peligro. El creciente desarrollo costero en materia de infraestructura turística, comercial y de vivienda ha deteriorado los arrecifes de la zona protegida, retardando su recuperación natural.

veracruzrecuadro2 520Por su parte, el Acuario de Veracruz desde el 2009, en colaboración con la organización Océanos A. C., ha implementado un proyecto de restauración de corales, cuyo objetivo es rehabilitar las zonas de crecimiento de arrecife que han sido dañadas por factores como la intervención humana y fenómenos naturales.

El biólogo Miguel Ángel Román Vives, responsable del Laboratorio Químico de Ecología de Arrecifes Coralinos, explicó que estas zonas son restauradas mediante el trasplante de corales cultivados y criados en viveros, los cuales son llevados a la zona protegida para que terminen de desarrollarse definitivamente.

“Lo que proponemos es reconstruir las zonas dañadas mediante el cultivo de una especie de coral, llamada Acropora palmata, la cual crece a gran velocidad, aumentando de 10 a 12 centímetros por año, representando una ventaja para la restauración de la zona protegida”.

Miguel Ángel Román Vives detalló que este proyecto consta de diferentes etapas, las cuales inician mediante la restauración del lugar, recolectando fragmentos de corales que hayan sido golpeados por el oleaje o el acallamiento de unidades pesqueras y comerciales. Estos pedazos de coral posteriormente son llevados a las instalaciones del acuario, donde son sembrados en viveros, fomentando su reproducción asexual, dando origen a colonias que serán llevadas nuevamente al parque arrecifal para su restauración.

El equipo de biólogos del Acuario de Veracruz se ha impuesto la meta de sembrar más de cinco mil colonias de coral en un periodo de dos años, beneficiando no solo los arrecifes sino también las especies que albergan, contribuyendo a un proceso de recuperación natural en estos ecosistemas marinos.

Aunado a esto, autoridades del recinto marino realizan monitoreos constantes en el PNSAV para mantener un registro de las condiciones de los arrecifes, así como de los organismos que habitan allí, esto con el propósito de tomar las medidas preventivas en tiempo y forma. Por último, el biólogo responsable del proyecto de Ecología de Arrecifes Coralinos dijo que se espera que el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano quede restaurado en su totalidad dentro de cinco u ocho años, empleando los programas adecuados que fomenten su preservación y reducción de amenazas de alto impacto.