Valerius Cordus destila el etér

Valerius Cordus destila el etér


Valerius Cordus, fue un físico y botánico alemán, autor del Dispensatorium, una de las farmacopeas más conocidas y de un famoso herbario, el Historia Plantarum.

Nació en Hesse o Erfurt, cerca de Frakenberg, Alemania, el 18 de febrero de 1515

También es conocido por haber sido el pionero en descubrir y describir un método revolucionario para sintetizar el éter (llamado hoy también éter etílico), conseguido al añadir ácido sulfúrico al alcohol etílico, al que llamó aceite dulce de vitreolo (oleum dulci vitrioli), lo cual realizó el 26 de enero de 1540. Esta denominación se debe a que el ácido sulfúrico era conocido antiguamente como aceite de vitriolo. Se ha sugerido que pudo haber aprendido tal método de portugueses exploradores que trajeron su conocimiento del Medio Oriente.

Pero el nombre de éter se lo dio August Sigmund Frobenius en 1730.

El descubrimiento del mismo se le atribuye al alquimista Ramon Llull, en el año 1275, aunque no hay evidencia contemporánea que lo afirme.

A Valerius Cordus además de ser quien lo sintetizó, se le atribuye también que descubrió algunas de sus propiedades medicinales.

Valerius Cordus en 1548, publica su Pharmacorum conficiendorum ratio y en 1561 su Annotationes in Pedacii Dioscoridis de Materia medica libros V en el que describe unas 500 plantas con gran minuciosidad.

Comenzó sus estudios superiores en 1527, a los 12 años de edad, estudiando botánica y farmacia bajo la tutela de su padre. En el mismo año también se matriculó en la Universidad de Marburgo, completando su maestría en 1531. Desde entonces y hasta 1539, amplió sus estudios trabajando en la tienda de su tío boticario Johannes Joachim Ralla, en Leipzig, e inscribiéndose en la Universidad de Leipzig. En 1539 se trasladó a la Universidad de Halle-Wittenberg, donde dio clases y estudió medicina. Sus conferencias fueron populares, y fueron publicados póstumamente en 1549 como Las anotaciones a Dioscórides.

De sus investigaciones, como se indica en sus conferencias, fueron el resultado de propias observaciones sistemáticas de muchas de las plantas descritas por Pedanius Dioscórides en el siglo primero. La observación directa de especímenes vivos fue uno de los puntos fuertes de Cordus. En 1542 comenzó a viajar entre Alemania e Italia para sus investigaciones, y presentó su farmacopea Dispensatorium al “Consejo de Nuremberg”; y el Consejo le hizo entrega de 100 florínes de oro y publicó la obra como libro póstumo en 1546.

En 1544, Cordus con su amigo Hieronymus Schreiber y dos amigos franceses más, atravesaron Italia en pleno verano, donde fue herido por la coz de un caballo, que derivó en infección febril y malaria.

Cuando llegaron a Roma Cordus murió el 25 de septiembre de 1544, mientras que sus compañeros viajaron a Nápoles. Pudiendo evitar que su cuerpo fuera lanzado al Tíber por ser protestante, fue enterrado en la Iglesia alemana de Roma, Santa Maria dell’Anima.

Los comentarios están cerrados.