Familia rural, familia indígena

Familia rural, familia indígena


En elmarco del Día Internacional de las Mujeres Rurales 2015, el Secretario Ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, apuntó que hoy «las mujeres rurales se ven afectadas de manera desproporcionada por la pobreza y se enfrentan a múltiples formas de discriminación, violencia e inseguridad».

El funcionario mundial refirió que este año, la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales se produce apenas un mes después de la histórica aprobación por los líderes mundiales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. «El reto que tenemos ahora es aprovechar la oportunidad que ofrece este nuevo y estimulante marco para transformar la vida de las mujeres rurales», puntualizó.

«Las mujeres rurales constituyen una proporción significativa, vital y considerable de la humanidad. Son agricultoras y trabajadoras rurales, especialistas en horticultura y vendedoras en mercados, empresarias y líderes comunitarias. Las mujeres rurales constituyen el pilar de unos medios de vida sostenibles y proporcionan seguridad alimentaria a sus familias y comunidades. Su labor es crucial no solo para el progreso de los hogares rurales y las economías locales, sino también para las economías nacionales, a las que contribuyen participando en cadenas de valor agrícolas», enfatizó.

Pero igualmente reconoció que «tras 15 años de esfuerzos en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), las mejoras en la situación de las mujeres rurales han sido muy limitadas: Las mujeres rurales están en peor situación que los hombres rurales y que las mujeres y los hombres de las zonas urbanas de acuerdo con todos los indicadores de los ODM para los que se dispone de datos».

En ese sentido llamó a que ha llegado el momento de revertir esta situación: «Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tienen en su centro las cuestiones de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, e incluyen una meta para “duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres”.

Y redonoció: «En efecto, las mujeres rurales son fundamentales para el éxito de la casi totalidad de los 17 ODS».

Pero también dijo que para que la labor en pro de las mujeres rurales dé mejores frutos a lo largo de los próximos 15 años, se deben aprovechar las enseñanzas extraídas de la aplicación de los ODM. «La pobreza extrema -enfatizó- es, en gran medida, un fenómeno rural. Para que las mujeres rurales puedan contribuir al desarrollo sostenible y beneficiarse de él, debemos construir unos sistemas de protección social, unos mercados de trabajo y productos, y unas instituciones de gobernanza y organizaciones de la sociedad civil resilientes».

Así, puntualizó que el Día Internacional de las Mujeres Rurales constituye un momento oportuno para dar mayor resonancia a las voces y experiencias de las mujeres rurales de todo el mundo. «Hagamos realidad nuestro compromiso con la creación de oportunidades para las mujeres rurales en todos los objetivos pertinentes, impulsando así el progreso de todos», reclamó

La ONU en su comunicado sobre la festividad señala que las mujeres rurales dependen en su mayoría de los recursos naturales y la agricultura para subsistir, y representan una cuarta parte del conjunto de la población mundial. En los países en desarrollo, las mujeres rurales suponen aproximadamente el 43 por ciento de la mano de obra agrícola y producen, procesan y preparan gran parte de los alimentos disponibles, por lo que sobre ellas recae la gran responsabilidad de la seguridad alimentaria. Teniendo en cuenta que el 76 por ciento de la población que vive en la extrema pobreza se encuentra en zonas rurales, garantizar el acceso de las mujeres rurales a recursos agrícolas productivos empodera a las mujeres y contribuye a reducir el hambre y la pobreza en el mundo.

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales, se festejó el 15 de octubre de 2008, después de que fue establecido por la Asamblea General en su resolución 62/136  de 18 de diciembre de 2007, para reconocer «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

Las mujeres rurales desempeñan un papel fundamental en las economías rurales de los países desarrollados y en desarrollo. En la mayor parte del mundo en desarrollo participan en la producción de cultivos y el cuidado del ganado, además de proporcionar alimentos, agua y combustible para sus familias y participan en actividades no agrícolas para diversificar los medios de subsistencia. Además,realizan funciones vitales en el cuidado de los niños, los ancianos y los enfermos.

Deja una respuesta