Los secretos de la fabricación de motores para cohetes (VIDEO)


 

Construir un cohete lleva años, y su lanzamiento apenas unos segundos. Un momento crucial e intenso en el muchas fuerzas se ponen a trabajar .”Para alcanzar el espacio necesitas mucha energía. Se necesita mucha fuerza para contrarrestar la gravedad de la tierra “, señala Gaele Winters, Director de lanzamientos de la Agencia Espacial Europea.

Esa energía que pone a hombres y máquinas en órbita proviene de los motores de los cohetes, de la quema de combustible sólido o líquido, o de ambos como en el caso del Arianne 5.

Pero antes de que un cohete despegue todo pasa por Vernon. Es el lugar donde se produce el motor espacial “Snecma”, una fábrica semi-escondida en los bosques de Normandía.

Junto al valle se encuentra la torre de pruebas, donde los motores cobran vida por primera vez vida, generando nubes de vapor.

Allí se han fabricado tres motores de cohetes distintos: el Vulcain 2, utilizado en  la primera  etapa del Arianne 5, el Hm-7 utilizado en una segunda etapa, y el más nuevo de todos, el Vinci, que está todavía en fase de desarrollo.

Muchos de los componentes han sido fabricados en distintos puntos de Europa, y después se ensamblan aquí, pero la bomba de combustible, vital para los  motores, es fabricada en esta planta.

 

(ESA)

Los comentarios están cerrados.