Con tres conciertos –todos con boletería agotada– en los que interpretará la cantata escénica de Carl Orff Carmina Burana, la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) de la Universidad Veracruzana (UV) cerrará su temporada de conciertos 2013 acompañada del Coro de la UV, la Camerata Coral y el Coro de la Licenciatura en Educación Musical de la Facultad de Música, el Coro del Centro de Iniciación Musical Infantil y el Coro de la Casa de Cultura de Coatepec.
         La cantata escénica Carmina Burana fue escrita entre 1935 y 1936 por el alemán Carl Orff, basado en 24 poemas de la colección medieval del mismo nombre y es parte de la llamada Trionfi, un tríptico musical compuesto por Orff que también incluye las obras Catulli Carmina y Trionfo di Afrodite.
         Carmina Burana (latín) significa Canciones de Beuern, abreviatura de Benediktbeuern, localidad alemana donde fue encontrado el libro con 254 poemas escritos en los siglos XI, XII y XIII. Las obras originales fueron redactadas en latín medieval, alemán antiguo y francés antiguo o provenzal.
         Orff encontró los textos en una edición de 1847 hecha por Johann Andreas Schmeller. Con ayuda de Michel Hofmann, entonces estudiante de Derecho y entusiasta del latín y griego, el compositor seleccionó 24 poemas de la colección para armar un libreto.
         Dicha selección abarca un amplio espectro de temas, principalmente la inconstancia de la fortuna y la riqueza, la naturaleza efímera de la vida, la alegría del regreso de la primavera, y los placeres y peligros de la bebida, la gula, el juego y la lujuria.
         La obra fue estrenada en la Ópera de Frankfurt el 8 de junio de 1937, con Bertil Wetzelsberger dirigiendo a la orquesta; el coro Cäcilien-Chor Frankfurt, dirigido por Oskar Wälterlin, y escenografía y vestuario de Ludwig Sievert.
         Luego del gran éxito de la obra, Orff le dijo a su editor en Schott Music: “Todo lo que he escrito hasta la fecha y lo que has publicado, desafortunadamente, puede ser destruido. Mi repertorio debe empezar con Carmina Burana”.
         Luego de que la obra se presentara en diversas ciudades alemanas, el régimen nazi expresó cierta preocupación por la naturaleza erótica de ciertos poemas, pero la popularidad de la pieza sobrepasó las preocupaciones y el régimen terminó aprobando y hasta promocionando la obra.
         La estructura de composición musical está basada en la idea de una rueda de la fortuna –una ilustración encontrada en el manuscrito original parece sugerirlo–, y en cada escena, y a veces en diferentes momentos de un mismo movimiento, la alegría se torna en amargura y la esperanza en duelo. La estructura completa de la obra también sugiere una vuelta de 360 grados, con la pieza O fortuna –la más popular de la cantata– abriendo y cerrando la obra.
         La colección de poemas original fue encontrada en 1803 en el monasterio benedictino de Benediktbeuern, Bavaria. Los manuscritos, que se cree fueron escritos por estudiantes y monjes vagabundos, reflejan un movimiento europeo internacional, con poemas y canciones originadas en Francia, Inglaterra, Castilla, Aragón y el imperio romano.
         Además de su bien ganado lugar en el panteón de los grandes compositores de música clásica de la historia, Carl Orff desarrolló un modelo de educación musical para niños que ha tenido mucha influencia en la historia.
         A mediados de la década de 1920, Orff formuló el concepto “música elemental”, basado en la idea griega de la unidad de las artes, representada por la musas y que incluía música, danza, poesía, imagen, diseño y teatro.
         Fundó en Munich, junto con Dorothee Günther, la Günther School for gymnastics, music, and dance, que trabajó principalmente con niños y en la cual Orff fue director del departamento de Música.
         Los conciertos de la OSX presentando Carmina Burana se llevarán a cabo el viernes 13, sábado 14 y domingo 15 de diciembre en la sala de conciertos del Complejo Cultural Tlaqná, ubicado en el Campus para la Cultura, las Artes y el Deporte.

Deja una respuesta