Poema de Piet Hein

Consuelo, en grook

Este poema “encriptado” jugó un papel importante en Dinamarca y sus ciudadanos para resistirse a la embestida nazi.

Los daneses lo difundieron masivamente por todo el país en forma de graffiti para  concientizarse de lo que perderían en caso contrario.

Paralelismo a la resistencia y la comunicación vía twitter y otras redes sociales que en la actualidad sirven a los jóvenes para organizarse en el mundo; México hoy es un gran ejemplo de ello.

Piet Hein, con su poema Consuelo, logró una gran penetración entre los daneses durante la Segunda Guerra Mundial.

El científico danés, dueño de la genialidad para ser matemático, inventor, diseñador, autor y poeta, desarrolló una técnica de poemas cortos a los que llamó grooks (en danés : Gruk).

A los 35 años, cundo se dio la ocupación nazi de Dinamarca se vio en la necesidad de decidir entre tres opciones que se planteó: no hacer nada, huir a la “neutral” Suecia, o unirse al movimiento de resistencia danés.

Finalmente se refugió en Suecia, porque haber permanecido en Dinamarca le hubiera provocado escalofríos en la espina dorsal cada vez que alguien hubiese tocado a su puerta, pero también se unió a la Resistencia.

Desde Suecia tomó su arma con la que estaba más familiarizado, la pluma, y publicó su primer grook, el cual pasó los censores nazis porque estos no comprendieron su significado real.

Pero en cambio los daneses sí entendieron el mensaje y lo reprodujeron como graffiti en todo el país.

El significado más profundo de este grook, fue que incluso, si se pierde la libertad (“perder un guante”), no pierde su patriotismo y respeto a si mismo mediante la colaboración con los nazis (“tirar el otro”), porque el sentido de tirar es traicionar a su país, lo cual resulta más doloroso cuando la libertad se reencuentre algún día.

Deja un comentario